Cuatro

"Camino a toda prisa hacia el Pozo y salgo por un arco que está a mitad de pared. Me mantengo lejos del borde del camino, a pesar de que los niños osados a veces corren por él entre gritos de risa y yo debería ser más valiente que ellos. No sé si la valentía se adquiere con la edad, como la sabiduría, aunque quizás aquí, en Osadía, la valentía sea la forma más elevada de sabiduría, el reconocimiento de que la vida puede y debe vivirse sin miedo."

Cuatro. Verónica Roth.

Me ha gustado este libro de la serie Divergente escrita por Veronica Roth. Siendo el primero que leo de la saga, a la que llegué a través de la película, ha sido capaz de mantener mi interés incluso conociendo el argumento, que se vuelve a exponer a través de la visión personal de Cuatro, el instructor de los trasladados en Divergente.

En estas páginas descubriremos algunos de los secretos del pasado del personaje, fantasmas que le persiguen en forma de conflictos internos. El tema central es el miedo, cuya dinámica se describe en mi opinión acertadamente. Ni el protagonista ni los integrantes de Osadía consiguen hacerlo desaparecer, ni es ese su objetivo. Pruebas como el pasaje del miedo persiguen aprender a convivir con esa incómoda  emoción, evitando quedar paralizados por ella. A esa lucha agotadora dedican sus días los osados, poniéndose a prueba hasta llegar al límite. 

También se toca el maltrato, sufrido por Cuatro en la infancia a manos de su padre, de forma realista y convincente. A raíz de su traslado a Osadía, el personaje evoluciona hasta convertirse en un adulto muy fuerte, tanto física como emocionalmente. Sin embargo, la mera imagen de su padre a menudo amenaza con bloquearlo, incluso  estando más que capacitado para defenderse de él. La honestidad con que se presentan estos sentimientos ayudan al lector a comprender no sólo el miedo, sino también en qué consiste la valentía.

El amor es un punto de referencia en la historia y al igual que las emociones ya descritas, se define ed manera acertada, como algo más allá de las apariencias o la atracción física, basado en la admiración de las cualidades y el valor inherente a la otra persona. La ambición y la crueldad, aunque en menor medida, también están presentes en una narración ambientada en un mundo futurista, hostil y sectario, donde el mayor pecado consiste en no encajar en los moldes preestablecidos y su castigo, la exclusión o la muerte. 

Cuatro me ha parecido un viaje por la experiencia emocional humana, interesante y bien descrito, en un contexto de ciencia ficción que lo hace aún más entretenido.  Un libro del que pienso que disfrutarán no sólo los amantes de las novelas de este género, sino también los de la psicología de las emociones.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Soñar con Nunca Jamás

El Pasaje Matheu

La libertad última