La libertad última

.


En contra de lo que esperaba en un principio, La libertad última no tardó en atraparme, no tanto por su calidad literaria como por su contenido, perfectamente hilvanado y que sin duda logra lo que el autor había pretendido desde un principio: transmitir de forma clara, amena y muy gráfica el pensamiento de quien fundó la tercera escuela psicológica más importante de Austria: Viktor Frankl, creador de la logoterapia.

A través de la historia personal de su protagonista, un periodista norteamericano que al comienzo de la narración se encuentra en un periodo muy difícil de su vida, Michael F. Ryan describe con todo lujo de detalles la filosofía de uno de los grandes terapeutas contemporáneos, cuya obra más conocida, El hombre en busca de sentido, le impactó tanto que decidió escribir una novela para ampliar el conocimiento que el mundo tiene del Dr. Frankl y su concepto del sentido de la vida.
Michael F. Ryan, al igual que su protagonista, es periodista y se nota. Su redacción es directa y sobria, sin adornos innecesarios, con los conceptos perfectamente ordenados. Y aunque el libro, en su conjunto, adolece de algún que otro defecto desde el punto de vista literario, consigue plenamente el objetivo de introducir al lector en el mundo del gran hombre que fue Viktor Frankl..
Este es un  libro que no sólo me ha aportado una lectura realmente interesante, a la vez que entretenida, de los fundamentos de la logoterapia, despertando mi interés en esa rama para mí desconocida; también me ha demostrado la gran utilidad que el género novelístico, al igual que una película, puede tener a la hora de difundir la cultura entre el gran público. En este caso, no cultura en forma de una obra impecable desde el punto de vista artístico, sino de una manera ligera y divertida de transmitir unos conocimientos que de otra forma quizá resultaran demasiado tediosos..
Recomendable para todos los interesados en la Psicología, en reflexionar sobre el sentido de la vida o simplemente pasar un buen rato con una lectura ligera.
.Enlaces de interés: entrevista a Michael F. Ryan

Comentarios

  1. Tengo una conocida que pertenece a la asociación Viktor Frankl y me habló del libro que su hijo (si no recuerdo mal) escribió sobre él y su obra, pero por el momento no le echado un ojo. Ahora tú has vuelto a picarme para que lo haga. Quizá el libro del que hablas sea un buen primer paso: estoy interesada en la psicología, en reflexionar sobre el sentido de la vida y en pasar un buen rato de lectura :)

    ResponderEliminar
  2. Hola, Esther. Pues si esos son tus intereses, este libro es perfecto para ti. Conociendo tu buen gusto, se te va a quedar un poco cojo desde el punto de vista estético, pero creo que en el resto de aspectos te puede gustar. Si te animas a leerlo, cuéntame qué te parece. Besotes.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Y tú, ¿qué opinas?

Entradas populares de este blog

Soñar con Nunca Jamás

El Pasaje Matheu